Había pasado ya bastante tiempo desde que vimos el último capítulo, y nuestras ganas tras ese espectacular final no han parado de crecer. El problema con crear un hype tan elevado es que luego el producto final no alcance nuestras expectativas. Cuantas veces lo hemos visto. Pero esto es The Becquer’s Guide. Esas cosas aquí no pasan.

THE BECQUER GUIDE KISHAR – CAPÍTULO 7: LOBO CON PIEL DE CORDERO

11935588_800582770059395_859604043028328122_n

Nuestro anfitrión, el Compositor, nos da la bienvenida una vez más. Esta vez nos habla de las elecciones, de un modo más críptico de lo habitual. Pero la conclusión está clara: da igual que camino tomemos. En el fondo todo es lo mismo. ¿Adquirirá sentido esta frase al acabar el capítulo?
Si el último capítulo acababa lleno de tensión, el comienzo de este no es menos. Rápidamente la escena nos pone en 11986589_799926093458396_3569622393005059897_nsituación: El Ganner ha muerto, pero Veras ha sido infectada y está bastante mal herida. La fortaleza no es segura. Patricia intenta hacer lo que puede por ayudarla (seguramente alguien gritase lo de “¿Hay algún médico en la sala?”. Pero estamos en el Tercer Plano, por lo que poco pueden hacer por ella. Dahur, el ikkiba. explica la situación (definitivamente, no quiero cruzarme con ningún ganner), y asegura que ellos podrían tener una solución, pero es peligroso. Becquer en seguida empieza a repartir ordenes como de costumbre hasta que aparece Farrok y mantiene con Becquer una de las conversaciones más trascendentales de la serie. Por escenas así recordaré esta serie.
Y de nuevo ese cartel al que aún nos estamos acostumbrando: “A la noche siguiente”. Lo primero que descubrimos es 11988376_800564003394605_8761664959589134983_nque Becquer también es humano y tiene sus debilidades. Pero su humor habitual no cambiará nunca. (Y de paso nos llevamos un buen vistazo del cuerpo serrano de Eduardo Arquer). Y la aparición estelar del capítulo llega: Indigo manda un vídeo desde nuestro plano, avisando de que el tiempo se está acabando. Deben darse prisa. Él es el último de los Niños Perdidos. ¿Qué estará ocurriendo para que parezca tan desesperado?.
De nuevo vemos al grupo de Becquer reunido, pasando revista a sus hombres y planteando cual será el mejor curso de acción. Parece bastante desesperado, y que Lino le asedie a preguntas no parece serle de mucha ayuda. Y mientras hablan de la EMSA encontramos uno de los Easter Eggs que hacen que nos enamoremos de la serie: una crítica al gobierno de España, y11987029_801164100001262_762132618707913685_n el nombre del presidente de la EMSA: Wolfenstein (¿Querrá implantar un “Nuevo Orden” de Nazis con robots?). Lino trata de romper esa imagen tan negativa que Becquer tiene, lo que nos sirve además para conocer un poco más del personaje.
Volvemos con el grupo liderado por Patricia, que decide buscar a Cristian. Cuando finalmente lo encuentran, llega el momento álgido del capítulo: Cristian ha vuelto a meter en el Castillo a Vika, la primera persona del tercer plano que conocimos, y que no era tan encantadora como pudimos pensar. Cyan se empieza a poner nerviosa ante los argumentos de Cristian y revisa las grabaciones de la cámara, lo que dispara una serie de Flashbacks de las acciones de Vika. La música va en aumento, igual que en el capítulo anterior, hasta que de repente se dispara un silencio, como el que provocan los Galla, y ¡Cyan al fin habla!
Y de esta forma nos encaminamos a la recta final. Cristian se derrumba al darse cuenta de su error. Patricia y Cyan 11988563_801872846597054_2052917257485768894_nintentan calmarle, pero de repente aparece Lorca explicando quien es Vika: una esclavista que los vendería a todos a los Galla. Una sociópata sin ningún aprecio por la vida. Cuando la tensión de la conversación parece que va llegar a los puños, Veras aparece y mata a un Galla, y alerta a los demás de la presencia de otro. Intentan perseguirlo, pero no lo encuentran (es lo que tiene ser invisible). Lorca parece derrumbarse al saber que los acontecimientos se van a precipitar
Los Galla ahora saben que la hija de Jack Chamaleon está allí. Lorca propone una unión, ante lo que Cristian se muestra enfurecido. Decide enfrentar al enmascarado y revelar su verdadera identidad. Y de repente todos nuestros esquemas se desmoronan. Bajo la máscara se ocultaba el idéntico de Becquer. En este momento creo que me salté un latido. Y cuando pensaba que iba a recuperarlo, llega una revelación aún más impactante.
“No. Yo soy Daniel Becquer”.
Y así termina este espectacular capítulo. Un cliffhanger de órdago, que nos deja con miles de preguntas sin respuesta. Manu Franco sabe lo que nos gusta, y no duda en ofrecérnoslo, a cambio de nuestro hype. Si Becquer es Lorca, ¿qué pretende su idéntico? ¿Cuándo llegarán las tropas galla? ¿Podrá Indigo salvar la situación en nuestro plano? Sin duda alguna, nos esperan muchas más sorpresas en esta serie que aún tiene mucho que ofrecer.

Categoria: Noticias

Deja un comentario


Sponsors

  • Wizardcon Madrid
  • Pulse aquí si quiere saber como publicitarse en este sitio.
  • Pulse aquí si quiere saber como publicitarse en este sitio.
  • Pulse aquí si quiere saber como publicitarse en este sitio.