Fernando Bermejo y Manu Franco

Hola, mi nombre es Fernando Bermejo y soy uno de los directores de The Becquer´s guide. Desde muy chico me interesé por las artes escénicas. A la temprana edad de 8 años ya participaba en obras de teatro en el colegio. Pasaron los años y a los 13 me regalaron mi primera cámara de fotos, con ella iba a todas partes sacando imágenes de todo lo que me parecía interesante. Con 15 años un amigo me dejó una cámara de vídeo y descubrí el mundo que se hallaba detrás de una lente, desde entonces decidí que no pararía hasta llegar a ser director de cine. Pasé los años siguientes viendo entre 2 y 3 películas diarias encerrado en el cuarto de mi tío porque era el único sitio de la casa donde se podía estar tranquilamente hasta que me llaman un día para participar en un programa de radio, sin pensarlo dos veces acepté y vi la oportunidad de meterme en este mundillo; supe que tenía que formarme porque me iba a costar ser alguien en esta profesión.
Empecé haciendo cursos de interpretación y haciendo apariciones como actor en programas y series de televisión como Arrayán, Vista Pública, El rastro del crimen o Acusados, sin olvidar mi primera actuación que fue de la mano de Los Morancos, ahí conocí al espejo donde me quería mirar que fue Fernando Navarrete (mítico realizador de TV).
Ahora sabía que me gustaba estar detrás de las cámaras y realicé cursos de operador de cámara, dirección de cine e iluminación. Todo esto lo compaginaba con mis primeras apariciones en cine en películas como Alatriste o Los fantasmas de Goya. En apenas 5 años llegué a colaborar en más de 20 películas con directores de la talla de Milos Forman, Antonio Cuadri, Menno Meyjes, James Mangold, Carlos Iglesias o Pedro Almodóvar; compartiendo set de rodaje con actores como Viggo Mortensen, Javier Bardem, Natalie Portman, Joaquim de Almeida, Vincent Gallo, Val Kilmer, Bernard Hill, Adrien Brody, Santiago Segura, Penélope Cruz, Eduard Fernández, Tom Cruise, Cameron Diaz, Antonio Banderas o Elena Anaya.
Ahora, recién cumplido los 35 años, me siento preparado para enseñar al mundo todo lo que se puede hacer con poco dinero, mucho talento y… algo de suerte.
Buenas, mi nombre es Manu Franco y soy el otro director de The Becquer’s guide. Nací en el 83 en Sevilla, y aunque mi infancia fue normal, en cuanto a las cosas que me ocurrieron, nunca me consideré un niño corriente.Desde pequeño desarroyé 2 talentos que me hacían destacar entre mis compañeros: creatividad, y voluntad. Tenía un vecino que siempre me preguntaba “qué había soñado el día anterior” pues mis historias (la mayoría de las veces inventadas) le mantenían entretenido todo el viaje al colegio. Pese a no ser bueno en ningún deporte, mis compañeros sabían de sobra que si lo intentaba, no me iba a rendir, no importa las veces que cayera o que fallara, siempre me levantaba.
De adolescente realicé un largometraje muy amateur, una parodia de un videojuego, que se me fué de las manos y se convirtió en un largometaraje, en el que no dejé de trabajar hasta que estuvo terminado.
Cuando fuí adulto me metí en la carrera de Realización y producción audivisual, y la terminé con buenas notas. Era la primera vez que tenía notas tan buenas en mi vida, y lo conseguí con facilidad, porque me apasionaba lo que aprendía. Allí mejoré mis habilidades de edición y postproducción entre otras cosas. Mi periodo de práctica, fué en una productora de cine, y cada día durante 6 meses estuve allí encantado de lo que veía, cada día una experiencia, cada día un descubrimiento. Recuerdo que un realizador que me conoció en aquel periodo me predijo que algún día yo haría grandes cosas…
Cuando terminé, y mientras buscaba trabajo en el audiovisual, comencé mi carrera como monologuísta, lo que mejoró mi forma de hablar en público, y me ayudó con mi timidez natural.  Comencé a hacer cortos, primero “El CortometraGe, ya si eso que lo arreglen en postpo” una parodia de como se hacen los cortos, y luego “Kiahewa, Apocalipsis Now y luego ya veremos” una visión diferente sobre el fin del mundo. Aquí fué donde conocí a Fernando Bermejo. Despues de eso, me adentré en The Becquer’s Guide, porque quise hacer un terror diferente, un terror muy hermanado con la ciencia ficción.