Típico bromista, un caradura inmaduro con incontinencia verbal. Así es el ex novio de Miriam, quien insiste en ir al hospital; no por ella, si no por Félix, su mejor amigo y hermano de ésta. A menudo mete la pata, pero no lo hace con maldad. Nunca admite que se ha equivocado. Hace como que nada le importa pero opina sobre todo. Al menos, suele ser un tipo divertido pero eso no le ayudará demasiado en un lugar como el que se disponen a visitar.