Reportero de guerra y viejo amigo de Bécquer. Sus padres eran rusos, pero él se crió en España. No suele tener miedo a nada y acostumbra a meterse en el ojo del huracán. Se deja guiar por Bécquer, pues conoce bien su tesis y ha podido comprobar que funciona. Tiene la misión de grabarlo todo para demostrar lo ocurrido en caso de “accidente”. Es consciente de que el material que grabe en ese hospital, si está realmente encantado, puede ser muy valioso. Como reportero de guerra, sabe dónde está el límite entre grabar una buena toma y mantenerse con vida.